Skip to main content

Reformar, ampliar o modificar

Algunas cuestiones para considerar si lo esta pensando

Las inquietudes que  aparecen solo al imaginar una reforma son justificadas. Sin embargo no debería ser difícil ni tortuoso. Quizás hasta sea más simple de lo que parece. Para que esto no ocurra es conveniente consultarlo con el objeto de disipar todas las dudas, para que eso suceda comienza con una visita al estudio en la que participan los actores principales de las decisiones.

1) ¿Son costosas las reformas?

No son costosas las reformas. Lo que es costoso es no tener un anteproyecto consensuado, esto significa que usted y su familia de antemano definen junto al profesional todas las estrategias para evitar lo que comúnmente sucede, improvisar o el “vamos viendo a medida que le metemos mano”. Ese pensamiento es muy caro.

2) Quiero ampliar en la terraza pero tengo dudas si el techo podrá soportar tal ampliación

Para averiguarlo primero hay que hacer algunas preguntas. Si su preocupación póngase en contacto.

3) Cuanto esta el metro cuadrado de reforma (rehabilitación, ampliación, construcción)?

La mejor manera de saber si es viable la ampliación es plantearse la pregunta al revés. Con que recursos usted cuenta?. Quizás no lo diga (por desconfianza) pero en la mayoría de los casos la intervención de un profesional repercute que para dar la mejor solución sea necesario saber con qué ganas y tiempo cuenta. En la mayoría de las veces es viable, no pasa por el dinero sino por algo más difícil, las intensiones y las ganas. No hay recetas mágicas, ni materiales “baratos” sino que el profesional cuenta con un amplio abanico de recursos y estrategias para darle al caso la viabilidad de una manera creativa, para saber cuál es el que usted necesita va a necesitar empezar tomando una entrevista. Finalmente recuerde, si lo atormenta la respuesta del metro cuadrado es posible que no le alcance el dinero, si por el contrario desea darse una posibilidad, contáctese con un arquitecto.

4) ¿Porqué tengo que ir primero al estudio? No es mejor que venga a mi casa y le explique lo que quiero?

La visita a la casa en cuestión se va a realizar en un segundo encuentro. La consulta empieza en el estudio ya que ir al lugar no daría posibilidad de analizar el sitio (como debe hacerse) y por otro lado concentrarse en su idea (o la de su señora, un hijo, etc). La visita al estudio es un paso conveniente ya que le dará todas las herramientas para poder seguir. Allí no sólo conozco su idea (o la de su marido o un hijo)  sino que vemos casos similares, ampliamos en ejemplos constructivos, vemos costos y se responde a todas las preguntas que tenga. Quizás hasta ni sea necesario reformar…

5) Cuándo me entero de sus honorarios?

Ahí mismo y sabiendo la extensión del caso podre informarle de los honorarios, la forma de trabajar, los tiempos y además de saber sobre el servicio que recibirá.

6) Tengo idea de lo que quiero pero tengo algunas consultas, tengo que ir si o si al consultorio?

Algunos si otros en el sitio, pero cada caso lo decidiremos (en la consulta telefonica) en base a su particular situación.

construir_barato_obra_economica04