Sumate!
Mapa del sitio
El estudio consultorio Arq. Carlos Paredes Servicios Forma de trabajo Proyectos y obras Preguntas frecuentes Contacto
Cómo construir una pared de bloques de cemento hormigon
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Comparativa de los distintos tipos de muros: los nuevos y los tradicionales
 

Ladrillos comunes, bloques cerámicos o cemento, acero galvanizado, de concreto celular, paneles o plástico. Pros y los contras de cada tipo de muro. Cómo se hacen. La aislación contra el frío, el calor y la humedad. Costos

La tecnología de los muros hoy por hoy se ha diversificado ampliamente. Las opciones son muchas, se pueden levantar desde paredes metálicas que se arman como si fueran un macano hasta muros de plástico que se pueden lavar con agua y jabón. Así, gracias al fulminante avance de las técnicas constructivas, las opciones son mucho más amplias para todo tipo de proyecto que se esté diseñando.
Estos nuevos sistemas conviven con las normas tradicionales de edificación, es decir, la mampostería de ladrillos comunes, de bloques cerámicos o de cemento.

También existen otros sistemas llamados racionalizados, que combinan el uso de materiales tradicionales con técnicas de construcción mas controladas. Por otro lado, los industrializados, que utilizan paneles o placas pre elaboradas en fábricas.  Los últimos dos sistemas se aplican para ahorrar costos y fundamentalmente para reducir el tiempo de ejecución de la pared.

Características que hay que tener en cuenta a la hora de decidir

Cada método tiene ventajas e inconvenientes. Y es muy difícil establecer “en el aire” cuál de ellos es el mejor: esto dependerá de las necesidades del proyecto, de la obra y básicamente de las aspiraciones y gustos de los dueños de la futura casa. A la hora de establecer que tecnología es la que más encuadra o mejor convenga a la casa, se deberá tener en cuenta los siguientes aspectos:

La capacidad resistente: las paredes de mampostería tienen una aceptable capacidad de carga. O sea que si se construye solamente en planta baja no hará falta agregar una estructura adicional.
En cambio, si se trata de construcciones de uno o más pisos altos se necesitaran colocar refuerzos. O también, incorporar una estructura independiente de hormigón armado o acero. En este caso la pared cumple solo una función de cerramiento de los ambientes y no soportara mas carga que la de su propio peso. Las paredes que usan bloques cerámicos o de cemento tienen la ventaja de que reducen el uso de encofrados, los tradicionales moldes de madera donde se vierte el hormigón. Esto se debe a que los bloques vienen preparados con huecos especiales para armar las columnas y vigas, y luego colar el hormigón.
Los sistemas industrializados pueden sostener una casa de dos y más pisos altos, sin necesidad de estructuras adicionales.

Aislacion termica en ladrillos termica y bloques de concreto ceramicos hormigon

Aislación Térmica: la necesidad de una aislación térmica es fundamental, sobre todo en paredes que están mal orientadas. Y especialmente en aquellas que miran hacia el sur. Sucede que, como la cara exterior del muro esta fría en invierno, puede condensarse la humedad ambiental y se produce el clásico fenómeno de transpiración de la pared en el lado interno, y con el tiempo la formación de hongos sobre la superficie del muro.

La aislación térmica se logra de dos maneras: una, es mediante muros de mucho espesor. Por ejemplo, las paredes de ladrillos de 30 centímetros de grosor (en desuso, antieconómico y de poca eficiencia). La otra es utilizar materiales porosos, como el telgopor (poliestireno expandido) o la fibra de vidrio. Las paredes dobles con cámara de aire funcionan muy bien como aislantes térmicos. Pero las industriazadas pueden lograr el mejor resultado con menor espesor, debido a que incorporan aislantes especiales.

Aislación acústica: las paredes tradicionales de ladrillos funcionan bien como aislante acústicos a un cierto límite, ya que tienen  masa o espesor. En cambio, como los sistemas industrializados son delgados, suelen fallar en este aspecto, por eso, habrá que colocar barreras aislantes tradicionales, como placas de Fonac® de Composite.

Aislación Hidrófuga: en las paredes industrializadas se aplican barreras aislantes especiales, como la membrana aislante Tyvek® (de Dupont). En el caso de las paredes tradicionales se hace con una capa de revoque hidrófugo: la famoso ceresita.  Eso sí: hay que controlar muy bien que cuando el albañil aplique la ceresita le dé una perfecta continuidad a la superficie. Porque si queda algún poro, será el punto débil por donde se filtre la humedad. Además hay que hacer el revoque grueso de inmediato para que el sol no “queme” la ceresita y termine agrietándola.

Rapidez de ejecución: Es el punto fuerte de los sistemas industrializados. No obstante, si las paredes tradicionales se hacen con un sistema racionalizado, por ejemplo con bloques de cemento o cerámicos (que tienen medidas y caras parejas), se logran bajar mucho los tiempos de construcción.

Costo de mantenimiento: Muchos prefieren las paredes de ladrillos a la vista porque al parecer evitan tener que pintar periódicamente la casa. Sin embargo, no hay que olvidar que cada 3 o 4 años requieren un tratamiento con barnices especiales sobre la base de siliconas, para que la pared no absorba agua y se formen hongos en su superficie. Los sistemas industrializados con moldes de plástico no requieren pinturas ni revestimientos y se lavan con agua y jabón.

Perdida de espacio útil. Este tema en general no se tiene en cuenta. Sin embargo, en grandes longitudes de pared, una diferencia de espesor entre un muro de 15 centímetros y otro de 30 puede sumar una cantidad de metros cuadrados suficientes como para agregar un ambiente más, como un dormitorio.

Aspecto estético. Aunque es el más subjetivo, debe ser tenido en cuenta al elegir el sistema a utilizar. Lo recomendable es que las paredes exteriores tengan relación con el aspecto general de la casa.

Instalaciones: Al elegir la pared se debe tener en cuenta la facilidad de ejecución y la reparación de las cañerías de las distintas instalaciones-eléctrica, gas, agua- que pasan por el interior del muro.
En las paredes tradicionales las cañerías van amuradas. Por eso es inevitable romper para hacer alguna reparación.  En cambio los sistemas de montaje en seco es mucho más sencillo reparar las instalaciones porque se pueden desmontar  los paneles que constituyen la pared.


Costos. Habrá que considerar varios aspectos. Por un lado tener en cuenta los costos de la construcción, pero también los de mantenimiento. Por otro, considerar que las superficies de las puertas y ventanas menores a 5 metros cuadrados no se descuentan para el cómputo de la pared.  Es lo que en el gremio se denomina computar “vacio por lleno”. Además hay que contemplar  los dinteles, trabajos especiales en ladrillo y molduras se presupuestan en forma independiente.
No hay que olvidad que es posible combinar distintos tipos de muros, para lograr paredes mixtas. Por ejemplo, colocar del lado interno un tabique de montaje en seco y por fuera una pared de ladrillo visto. Cada dueño tomara la decisión sobre el sistema a usar de acuerdo a sus necesidades más fuertes- estéticas, económicas o técnicas-, que deberá compatibilizar con el resto de las posibilidades que brinda cada sistema.


Un número Clave

Las paredes pueden ser diferentes entre sí. Pero todas tienen algo en común: un coeficiente que mide su capacidad de aislación térmica llamado “k” (coeficiente de transmitancia térmica). Cuanto menor es su valor, mayor la capacidad de aislación térmica que tendrá la pared.



Problemas y soluciones: cuando la pared ya existe.

Cuando se hace una pared nueva se puede proveer de antemano su aislación acústica, térmica e hidrófuga. La dificultad se presenta en las paredes existentes que presentan deficiencias de aislación. Un problema común es la acumulación de humedad en la cara interna de la pared. La pared transpira y termina dañando la pintura o cumulando hongos. Esta anomalía se produce por una deficiente aislación de ello, la cara interna del muro se encuentra fría y el vapor de agua se condensa sobre ella.
Para resolver el desperfecto se debe reforzar la aislación térmica de la pared. Una manera práctica de lograrlo es colocando un aislante de lana de vidrio y luego una placa de yeso (tipo knauf o Durlock). Si la pared tiene poca aislación contra el ruido se puede colocar una membrana de alta densidad denominada Fonac® Composite (Sonoflex) y luego la placa de yeso. Cuando el muro tiene una deficiente aislación contra la humedad, se pueden presentar dos alternativas: humedad ascendente de los cimientos o humedad proveniente del exterior.
En el primer caso se puede aplicar un método de impermeabilización que consiste en agujerear la pared a una altura de aproximadamente 30 centímetros desde el piso. Estos agujeros se separan entre si unos 10centimetros. Una vez hechos los orificios se vierte en ellos un impermeabilizante líquido a base de siliconas que obtura los poros de la pared e impide que la humedad suba. Si la humedad proviene del exterior, hay que hacerle una nueva capa hidrófuga. Conviene aplicarla del lado exterior para no tener la pared siempre húmeda.

 
Más temas para ampliar
> Tu casa: conocé casos parecidos al tuyo > Renovar ventanas en el día con cero obra
>Cuanto cuesta una casa? > En decisiones de construcción: 5 claves
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
2003-2014 .
Paredes Estudio Home Servicios para familias Soporte Contacto
El Estudio Consultar Preguntas a un arquitecto +54 (11) 2045-6545
Arq. Carlos Paredes Reformar Preguntas sobre la casa Hurlingham, Buenos Aires, Argentina
Forma de trabajo Diseñar Links recomendados cparedes@paredestudio.com.ar
Proyecto y obras Declarar Mapa del sitio   H: L a V 9:00 a 18:30 / Sab 9:00 a 14:00
Contacto Construir